Las ideas de Txumari Alfaro: peligro y engaño

Se llama Txumari Alfaro. Es naturópata e iridólogo. Ha presentado varios espacios en  varias cadenas de televisión que le dieron popularidad y un gran altavoz mediático para difundir opiniones, consejos de salud y tratamientos muy alejados de la evidencia científica. Un triste ejemplo de alguien que camuflado en un disfraz de “experto en salud” juega con la salud de otros seres humanos.

En España hay gran cantidad de sanitarios con elevados conocimientos en salud, comprometidos y honrados que a través de redes sociales, blogs, prensa escrita, radio y televisión ejercen una función importantísima de difusión de consejos de salud a la población. Es una lástima que aparezcan personas sin la formación académica adecuada y con aún menos escrúpulos que son capaces de dar consejos de salud alejados de la evidencia, con gran peligrosidad, jugando con las esperanzas y sentimientos de otros seres humanos… y a un módico precio.

Este es el caso de Txumari Alfaro participante en numerosos espacios de televisión como: La botica de la abuela (TVE 1986), colaborador en Sabor a tí (A3 1998). La botica de Txumari (A3 2000), colaborador en A tu lado (T5 2005), Salud a la carta (La Sexta 2008). Los consejos de Txumari (Intereconomía 2011). Además ha escrito varios libros y se dedica a dar decenas de conferencias a lo largo y ancho del país difundiendo consejos en salud inadecuados y peligrosos.

Este personaje se define como naturópata (estimular la capacidad curativa innata del organismo y facilitar sus mecanismos de equilibrio para alcanzar un buen estado de salud) e iridólogo (método de diagnostico que consiste en leer en el iris los signos de ciertos trastornos o enfermedades del organismo). Ambas son pseudociencias, es decir, no existe evidencia científica alguna de su validez.

Podréis preguntar, ¿cual es el problema?. Pues existen muchos:

  1. Jugar con las esperanzas de las personas enfermas. Desgraciadamente no todas las enfermedades tienen cura y ante ciertas situaciones de vulnerabilidad podemos caer en la tentación de acercarnos a estos engaños. El problema es que podemos abandonar tratamientos o no realizarlos abducidos por timos y estafas.
  2. Enriquecerse a través del engaño. Evidentemente estos tratamientos ni son gratuitos ni son baratos y, a veces, suponen un esfuerzo económico importante a las familias.
  3. Abandonar tratamientos de eficacia demostrada por otros que no son ni tratamientos, ni han demostrado eficacia alguna.

Recojo algunas afirmaciones e ideas de este indivíduo:

  1. Consejo para tratar el cáncer: “No hacer nada”. (cirugía, quimioterapia, radioterapia, hormonoterapia… ¿para qué?)
  2. La enfermedad celiaca tiene su origen en conflictos emocionales (curso por 300 euros para ver si nos curamos la celiaquía a través del amos).
  3. Relación entre alergia y desamor (será por ello que en primavera nos enamoramos más)
  4. Enemas de café para desintoxicar el hígado y el intestino (después de la borrachera, un café para limpiar el hígado… pero por el culo)
  5. Tratar la caspa bebiendo orina (perfecto equilibrio entre la gravedad del proceso y la asquerosidad de la solución)
  6. Biodescodificación de alergias y estreñimiento… (¿si nos descodificamos nos cagamos?…¿de miedo?)

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/ZlAJISwuzOg” frameborder=”0″ allow=”autoplay; encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

Es una pena que haya estado presente en entrevistas en espacios de “prime time” hablando de bimagnetismo, homeopatía y otres patrañas. Hay que reconocer que tiene un dominio de la escena magnífico (más cercano a un showman que a un sanitario).

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/hCxHsdOBuLY” frameborder=”0″ allow=”autoplay; encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

Sigue siendo una pena que medios de comunicación públicos y privados, universidades y organizaciones den altavoz a estas terapias peligrosas.

Lo último ha sido el curso  que se va  celebrar en Valladolid, durante 3 días (!!!!), y a un módico precio para hablar de enfermedad celiaca e intolerancias alimentarias en relación con conflictos psicológicos. Este curso ya ha levantado numeroso revuelo en redes sociales:

Lo triste es que este personaje, apoyado y alojado en cadenas de televisión (algunas funcionando con dinero públiico) tiene más de 22.000 vídeos en YouTube.

Lo triste es que si llega a leer estas líneas de enfado, se reirá mientras aumenta su cuenta corriente.

Él tiene culpa, pero quienes dan altavoz a un embaucador, también.