¿Por qué difundir un proyecto de investigación en Internet?

Últimamente en casi todos los proyectos de investigación en los que he participado en los últimos años tienen un espacio en la web (ya sea una página web, un blog o cuentas en reedes sociales) donde obtienen visibilidad. Este año nos han concedido una beca FIS para realizar un proyecto muy interesante y nos hemos propuesto dar visibilidad al ensayo clínico en la red ¿por qué?…. ¿porque otros lo hacen?. No, por mucho más.

 

Os contaba en la entrada anterior que voy a participar como investigador colaborador en un proyecto becado por el FIS (Fondos de Investigación en Salud del Instituto de Salud Carlos III) que se trata de un ensayo clínico donde se pretende demostrar la efectividad en la deshabituación tabáquica de un chatbot en relación al procedimiento estándar de deshabituación en consulta de atención primaria.

Además de la satisfacción por poder llevar a cabo el proyecto gracias a fondos públicos, existe un factor añadido y es que es la tercera vez que optábamos a estas becas (con algunas modificaciones en el proyecto) ya que originariamento lo íbamos a hacer a través de una aplicación para movil.

En una de las primeras reuniones de trabajo propuse la visibilidad del proyecto a través de un espacio en Internet (estamos construyendo un blog y una cuenta de Twitter) pero antes de proponerlo estuve pensando los motivos por los que consideraba necesario todo este entramado digital para difundirlo…. y este es el fruto de mi reflexión.

Hacerlo simplemente porque otros proyectos lo hacen es introducirse en la aberrancia de “esto se hace porque siempre se ha hecho así” y parece que actualmente si no estás en las redes, no existes. Estar por estar no era (ni debería ser nunca) el motivo y por esta razón estuvimos reflexionando el porqué deberíamos tener presencia.

  1. Para difundir el proyecto: Evidentemente las redes sociales, y en general la mayoría de herramientas de comunicación que nos proporciona actualmente Internet, sirven para difundir información y generar canales de comunicación (crear conversación). Existen canales tradicionales para difundir la ciencia (congresos, revistas científicas) pero cada vez utilizamos nuevas vías de comunicación que tengan más impacto.
    Hace unos años había que esperar a tener resultados (al menos parciales) para publicarlos. Desde hace algún tiempo se está publicando algo más interesante que los resultados de un proyecto de investigación, se trata del protocolo del proyecto donde va incluída la metodología del trabajo que vamos a realizar y que es la parte más importante (sin una metodología adecuada los resultados no reflejan la realidad por muy significativosd que sean desde un punto de vista estadístico).
    Pero podríamos difundir el proyecto en redes sociales profesionales generales como Linkedin donde existen grupos de discusión de ciencia y tecnología donde tendría cabida nuestro proyecto o en redes sociales específicas de grupos de investigación como ResearchGate donde podemos generar contenido específico y compartirlo…. necesitábamos algo más.
    También podríamos difundirlo en redes sociales generales de gran impacto como es el caso de Twitter donde habría público objetivo que pudiera interesarse por este proyecto, pero por mucho que hayn ampliado los tuits a 280 caracteres, necesitábamos algo más de espacio.
    .
  2. Para generar expectación: (“Ansiedad, inquietud u otra emoción intensa que produce la espera de una cosa de interés o curiosidad, en especial cuando son muchos los que la esperan”). Generar esa inquietud intensa entre el público específico (otros investigadores/sanitarios) y general (ciudadanía) en nuestro proyecto sería una gran satisfacción para todo el grupo aunque este no es el objetivo por el cual nos embarcamos en el proyecto. Es cierto que cuando se tienen las herramientas para (al menos intentar) transmitir toda la ilusión que tenemos los miembros del equipo investigador a otras personas no hay que desaprovecharlas. Hace años esta posibilidad era impensable.
    Podríamos generar expectación en redes sociales, en cualquier red social, a través de imágenes, mensajes cortos, vídeos o cualquier otro material que contenga información… Hemos elegido dos herramientas para hacerlo.
    .
  3. Para captar colaboradores: Necesitamos sanitarios dentro del ámbito de nuestra investigación (Comunidad de Madrid) que se entusiasmen tanto como nosotros y que estén dispuestos a captar y hacer el seguimiento de una serie de pacientes para que intervengan en el proyecto. No vamos a obviar la potencia que tiene la comunicación directa e iremos, por supuesto, cuando llegue el momento a muchos centros de salud para explicar el proyecto y pedir ayuda.
    .


    “Pero tener un sitio donde poder explicar el proyecto, poner cara a los investigadores e ir viendo de manera progresiva cómo se está desarrollando creemos que es una buena herramienta para mantener la ilusión. Además, en ese espacio, no solamente tendremos contacto con los colaboradores durante la fase de trabajo de campo, sino que iremos ofreciendo información previa y posterior a la misma.”


    .;.

  4. Para compartir la investigación con la ciudadanía: El proyecto se realiza con fondos públicos, es decir, con dinero que todos los contribuyentes aportamos al Estado. Además de las obligaciones a las que nos sometemos (proyecto aprobado y seleccionado, justificación de la inversión del dinero obtenido en la beca), creemos que tenemos la responsabilidad de explicar porqué hemos elegido un trabajo determinado y cómo lo vamos desarrollando. Además es importante difundir la ciencia en un lenguaje asequible a todos los ciudadanos sobre todo cuando vamos a investigar en un tema de gran impacto social (tabaquismo) y vamos a utilizar una herramienta que pensamos que en un futuro inmediato va a ser muy usada por la gran parte de los ciudadanos (chatbot).
    .


    “Hablar en un lenguaje coloquial de tabaco y deshabituación tabáquica, explicar en un lenguaje no científico cómo vamos a hacer un ensayo clínico o intentar explicar un concepto técnicamente complejo como los robots conversacionales de una manera que cualquiera pueda comprender no es un reto, sino una obligación que nos hemos autoimpuesto”.



    .

Por todas estas razones hemos decidido utilizar dos herramientas digitales en la red:

  1. Blog: Donde vamos a presentar el proyecto y al equipo investigador (interés para captar colaboradores) y vamos a difundir información técnica (chatbots) y sanitaria (tabaquismo) en un lenguaje coloquial (acercar la investigación a los ciudadanos).
    :
  2. Cuenta de Twitter: Vamos a conversar y a difundir. Queremos generar debate con una audiencia heterogénea y crear conversación y por otro lado aprovechar el impacto de un tuit para difundir información.

¿Eso quiere decir que no vamos a tener presencia en otras redes específicas?. Pues me temo que no y además crearemos espacio en redes como Mendeley y ResearchGate donde publicaremos información más científica.

Internet aporta a la ciencia la posibilidad de acercarnos a los ciudadanos… y en este proyecto queremos estar cerca, muy cerca