Sanitarios interesantes en redes sociales

Soy un defensor del uso de las redes sociales en salud para los sanitarios y en mis clases intento que nuevos sanitarios en formación empiecen a utilizarlas desde una perspectiva profesional.

En esta entrada voy a dar una visión personal de cómo uso las redes sociales esperando que pueda servir de ayuda para profesionales que puedan estar empezando en su uso. No voy a hablar en esta entrada de los beneficios del uso de redes sociales para pacientes porque este tema lo voy a dejar para otra nueva entrada.

.

¿Qué redes sociales utilizar?.

Uso redes sociales generales en la mayoría de los casos y desde el punto de vista profesional sobre todo dos de ellas: Twitter y LinkedIn. En Twitter intento tener ordenados a las apersonas a quienes sigo en listas más o menos homogéneas para poder tener una visión interesante de temas concretos. Soy más lector que participante en esta red social y mi participación activa es una de mis asignaturas pendientes aunque no quiere decir que no intervenga en debates.

Es cierto que Twitter ha cambiado bastante desde sus inicios y que ofrece más posibilidades de enriquecer los mensajes con imágenes y elementos multimedia (acabo de leer una entrada de cómo hacer gifts animados a partir de vídeos de youtube para poder insertarlos en redes sociales) y que el contenido de los mensajes está siendo eclipsado por la forma de los mismos. Cada vez hay más mensajes vacíos en esta red que aportan poco y que generan mucho ruido. Conseguir un mensaje con contenido sanitario de interés va siendo un objetivo más complicado de conseguir.

LinkedIn es una red que me sigue gustando posiblemente porque me sirve para iniciar contactos profesionales interesantes que algunas veces fructifican en proyectos reales y este hecho, para mí, constituye un valor importante para la red.

Tengo perfiles abiertos en otras redes sociales (Instagram o Facebook) que uso con un objetivo mucho más mixto (profesional y personal).

Veo que Instagam está siendo utilizado cada vez más para lanzar mensajes en salud con un impacto gráfico interesante y hay profesionales que dominan esta red social en este sentido.

.

¿Perfiles personales o profesionales? ¿Públicos o privados?.

Este fue uno de los grandes debates que se plantearon con el uso de redes sociales por parte de los sanitarios… y existen muchas visiones del tema y todas ellas con argumentos sólidos. Personalmente creo que tenemos que tener claro que cuando utilizamos una red social y nos identificamos como profesionales, estamos ejerciendo parte de nuestra labor profesional en la red (y cuando digo profesional no me refiero, ni mucho menos a asistencial).

En un principio mantenía dos perfiles por red social (uno personal y otro profesional) y era una tarea agotadora y que generaba errores (a veces publicaba contenido dirigido a un perfil en el otro). Al cabo de unos meses acabé cerrando uno de los perfiles en cada red social.

Posteriormente empecé a tener redes sociales en los que tenía perfiles privados (Facebook e Instagram a las que daba un uso familiar) y otras redes con perfiles públicos (LinkedIn y Twitter) y también lo acabé desechando porque no hacía más que recibir solicitudes para enlazar redes por parte de compañeros de profesión y otras personas que iba conociendo a través de las redes sociales y que ya se estaban convirtiendo en amigos.

Actualmente mentengo todos mis perfiles abiertos y públicos teniendo claro que el límite de los contenidos los manejo yo mismo. Me explico, todos los contenidos publicados en mis redes sociales han pasado previamente el filtro que creo que es fundamental y es responder a dos preguntas: ¿lo que voy a publicar puede serle de interés a alguien?, ¿lo que voy a publicar sería capaz de contárselo a alguien que me acaban de presentar?... si ls dos respuestas son sí lo publico, si alguna de ellas tiene respuesta negativa comparto el contenido de otra manera (antes de la existencia de las redes sociales también compartíamos contenido… y lo podemos seguir haciendo a través de canales de comunicación no digitales).

.

Roles de sanitarios en redes sociales

Me he encontrado diferentes tipos de roles de sanitarios a lo largo de mis más de 9 años en redes sociales. No quiere decir que cada persona adquiera un rol, sino que son diferentes tipos de papeles que podemos jugar todos en todas las redes.

  1. El experto solidario. Es el papel que vamos buscando cuando entramos en una red social. Todos conocemos profesionales de referencia en nuestro sector a los cuales buscamos en la red social y seguimos. Normalemente estos profesionales de referencia tienen miles de seguidores y su presencia nos puede abrumar un poco al principio. El hecho que uno de ellos repare en nuestra presencia (nos conteste una pregunta, redifunda nuestro contenido o interactúe con nosotros) es un momento inicial de entusiasmo. Normalmente los “gurús” de las redes suelen ser solidarios, son personas que llevan muchos años en las redes, tienen gran experiencia y si siguen utilizando esta herramienta es porque les aporta algo. Normalmente están encantados de prestar ayuda y solucionar problemas a quienes nos hemos iniciado alguna vez más tarde que ellos… porque todos hemos tenido nuestro momento de pérdida en cualquier red social.
  2. Community Managers. Profesionales de la comunicación que dominan las herramientas profesionalemente y capaces de sacar gran partido de ellas. Algunos son grandes “gurús” y todos son expertos. En muchas ocasiones pueden sacarnos de grandes apuros. Muchos de ellos están presentes en redes sociales y la mayoría suelen tener un blog cuya lectura puede resolvernos dudas y ofrecernos ideas a todos los que usamos estas herramientas sin ser profesional de ellas.
  3. Enlazadores. Son personas que tienen unas conexiones sociales muy amplias en redes. Siguen a muchos y son seguidos por muchos. Están atentos a las necesidades de todos y son capaces de ponerte en contacto con otros profesionales en caso que plantees una duda concreta. Son aquellos que te dicen: “mira, yo no te puedo ayudar… pero conozco a alguien…”. Estos perfiles son grandes motores de la comunidad ya que son capaces de hacerla crecer y hacer que nadie see sienta ajeno a la misma.
  4. Generadores de contenido. No me refiero solamente a contenido científico técnico de gran impacto (muy pocos sanitarios tienen esa capacidad generadora de ciencia) y posiblemente cuando lo hacemos intentamos publicar nuestro trabajo en otros sitios antes que en una red social. Me refiero a aquellos participantes de redes sociales que generan contenidos en blogs o que sienten la necesidad de compartir en las redes aquellas noticias o artículos que leen y que les resultan útiles, interesantes y de calidad. Este contenido (ya sea propio o ajeno) es vertido a la red social y puede tenr un impacto grande a la hora de ser leído por otros profesionales sanitarios.
  5. Redifusores. Todas aquellas personas que redifunden la información que has generado. La comparten en sus propios perfiles y ayudan a que el contenido que inicialmente ha vertido alguien en la red se expanda y sea leído por miles o millones de personas como público potencial (¿ese es el objetivo, no?).

    .

¿A quien seguir en las redes?

Esa es la primera pregunta que hacemos todos una vez que nos hemos metido en alguna red social. Ya conozco más o menos como funciona… ahora qué hago.

Aquí van unos pequeños trucos para iniciar nuestra comunidad:

  1. Busca a tus profesionales de referencia en el mundo sanitario. Posiblemente todos tenemos en la cabeza al entrar nombres de algunas personas que incluso pueden ser uno de los motivos por los que nos hemos abierto el perfil. profesionales de los que hemos leído artículos, libros o seguimos su blog. Posiblemente tengan cuanta en alguna red social y posiblemente hablen de ese tema allí.
  2. Busca a quienes siguen esas personas.
  3. Busca hashtags que sean de tu intrerés y mira quien está participando en esos temas.
  4. Atentos a los FollowFridays que se hacen en nuestro timeline de Twitter. Aunque es una costumbre que desgraciadamente está decayendo es interesante ver las menciones de los viernes de nuestra comunidad.

Cuatro consejos que creo son interesantes al principio:

  1. Lee bien el perfil de la persona a quien sigues para estar seguro que es a quien quieres seguir. Cada vez hay más perfiles falsos o personas que se llaman igual.
  2. No te fies mucho de listas de “a quien seguir si eres sanitario”. Mis preferencias personales, mis objetivos profesionales, mis temas de interés de la profesión no tienen porqué ser iguales que los tuyos. Nadie tiene que ser seguido porque sí, solamente si te aporta algo.
  3. Aunque al principio te parezca mentira deja que tu comunidad vaya creciendo poco a poco, no tengas prisa. Es como amueblar una casa… que hay que ir adaptándola de forma continuada a nuestras necesidades que hoy pueden ser unas concretas y en unos años pueden cambiar.
  4. Un sanitario es consciente de la multidisciplinariedad de la salud cuando está en redes sociales que son ventanas que se abren a la sociedad y nos sacan de nuestro mundo un tanto endogámico. Se da cuenta que de salud hablan abogados, economistas, políticos, ingenieros, periodistas, informáticos y muchos otros profesionales con quienes no tenemos un contacto profesional directo en la mayoría de los casos y que a través de redes sociales son miembros integrantes de nuestra comunidad. Te darás cuenta de la cantidad y variedad de perfiles profesionales que te van a aportar conocimientos y visiones diferentes de los temas que son de tu interés.