Un poco de Twitter

Si se hace un paralelismo entre la red social favorita y la forma de ser de cada uno debo salir perdiendo. Debo de ser raro, lo se: me gusta Twitter.

Y digo esto porque la red social Twitter es caótica, desorganizada, inmediata, limitada en texto y con escasas posibilidades… pero aún así me gusta (a lo mejor es que soy un poco caótico, desorganizado e inmediato y espero no ser limitado y no tener escasas posibilidades).

Es una de las redes que más ha cambiado desde su fundación en 2006 por Jack Dorsey, Biz Stone y Evan Williams, a veces intentándose parecer a Facebook, otras veces emulando ciertos aspectos de Instagram o acercándose a los sistemas de mensajería tipo Whatsapp y similares. Esto hace pensar dos cosas: o que no tienen muy claro hacia donde quieren ir o no tienen muy claro qué esperan los usuarios de la red social. Posiblemente por estas razones, como empresa, no está disfrutando de sus mejores momentos.

Se han producido cambios que me han gustado y otros que no los he visto necesarios (o no me he acostumbrado a ellos) pero lo que es cierto es que siempre intento organizar el caos que me generan los mensajes contínuos de las personas a quienes sigo (cada vez más y más interesantes) y que mi timeline esté un poco ordenado. Como siempre existe el debate entre organizar el contenido o a las personas… y ese es mi debate actual.

Existe muchos blogueros y blogs de tecnología que nos dan “los n consejos para organizar tu timeline” o “los n consejos para organizar Twitter” y muchas veces el problema es que la propia red social cambia su estrutura y funcionamiento (y el consejo ya no vale) o eligen criterios para organizar los contenidos que no son los adecuados a mis necesidades. Os dejo un enlace a una entrada del año 2013 de Mapi Baez (os dejo el enlace del original) donde da unos consejos iniciales para todos aquellos que nos zambullimos en esta red sin tenerlo muy claro.

Tras la curva de iniciación: despiste absoluto, acomodación al caos y disfrute de las potencialidades… no hemos quedado en las eternas potencialidades de una red que no acaba de aterrizar y lleva unos años dando bandazos.

He intentado agrupar a las cuentas a las que sigo por profesiones (enfermeros, médicos, fisios, periodistas….) y no resultó por varios motivos. El primero de ellos es que simplificar la riqueza de cada persona en su profesión es un acto reduccionista bárbaro, el segundo es que además de nuestras profesiones y nuestro trabajo hablamos de otras cosas (si todos fueran como yo… he visto que los mensajes que lanzo son cada vez más heterogéneos… desde mis festivales, mi día a día, tecnología, salud, noticias…) y por último es que los sanitarios (que nos solemos meter en grandes berenjenales en Twitter) nos mezclamos mucho e interactuamos entre nosotros y con pacientes. Por ello decidí hacer dos grupos: salud y otros… y al cabo de dos días me dí cuenta que organizar así y no organizar nada era lo mismo.

¿Odié por ello a esta red social?… Solo unos instantes y me puse de nuevo manos a la obra para intentar reorganizar el caos y me puse a usar programas que organizaran el contenido.

Uno de ellos era SocialBro del que hablamos en el blog de Nuevas Tecnologías de la SoMaMFyC allá por el 2011. Pero esta herramienta se ha modificado nos solamente en el nombre (ahora se llama Audiense) sino también en su motor y estructura utilizando computación cognitiva y orientándose más a explorar los gustos de la audiencia respectoo a un producto o servicio determinado (conceptos como insight, social marketing o social advertising … que se escapan a mi conocimiento e interés)

Como nos mostraba en este vídeo Víctor Campuzano (2015) era una herramienta interesante y durante un tiempo fue una de mis favoritas.

Ahora disponemos de dos herramientas más:

  1. Una de ellas parece ser que la va a proporcionar la propia plataforma. A través de la pestaña explorar se van a ir seleccionando los temas y conversaciones que se ajustan a nuestros gustos y necesidades independientemente de que sigamos o no a las cuentas que los emiten organizados por categorías. Podría ser como tener una especie de resumen de nuestros temas favoritos. Se me plantean varias dudas:
    1. Va a elegir Twitter lo que me gusta o voy a poderlo seleccionar yo.
    2. ¿Cómo lo va a hacer?. Desgraciadamente aún existen muchos mensajes sin etiquetas / hashtags (¿nos acostumbraremos a utilizar esta maravillosa característica alguna vez que además es original de Twitter?).
    3. Por ahora elige noticias muy generales, deportes, novedades….
  2. La otra herramienta que estoy explorando no se centra en el contenido del mensaje, sino en su emisor. Se llama Twack y conectándonos a la plataforma con nuestra cuenta de Twitter hace un listado de los seguidores que han emitido mensajes y podemos ver los mismos clasificados por el emisor que los ha originado. No es capaz de seleccionarlos por “temas” pero sí por “cuenta” de forma que las personas menos activas tienen la misma visibilidad que las más activas (cosa que no ocurre cuando nos desplazamos por nuestro timeline.

Como resumen:

  1. Me sigue encantando el caos… aunque a veces me agobia e intento organizarlo, sobre todo cuando me doy cuenta que no participo en conversaciones interesante porque no las he visto.
  2. Me gustaría encontrar un sistema de organización, pero no se cómo (me pasa lo mismo que a la empresa Twitter) porque nuestras necesidades son variables. Me encantaria una herramienta capaz de filtrar tanto por emisor como por tema y elegir el criterio de filtro que quiera utilizar. Posiblemente por el momento la forma de clasificar por tema sea a través de etiquetas o agrupaciones de etiquetas hasta que se desarrollen los sistemas de análisis automático de texto a través de inteligencia artificial.

Mientrs tanto seguiremos poniendo etiquetas y nevegando por nuestro timeline